Buscar



Título
Autor
Artículos

Prensa

Para beber hasta la última página
lunes, 18 de junio de 2018



Para nadie es novedad que el consumo de alcohol es una costumbre socialmente aceptada, pese a que acarrea problemas, modifica conductas y destruye vidas. Costumbre que atraviesa transversalmente grupos sociales y etarios y de distintas actividades económicas.

Una realidad que, lejos de la moralina, recoge el escritor Tony Riveros para dar vida a Alcohol en la Sangre. Nueve cuentos que nos muestran fragmentos de vidas muy distintas entre sí, de hombres y mujeres, de viejos y jóvenes, de campesinos y citadinos, de nortinos y sureños, incluso de extranjeros.

Así, desde el tradicional cartoné y pipeño, pasando por la cerveza, el pisco y los destilados extranjeros, Alcohol en la sangre transita por entretenidas historias de personajes tan variados como el curadito de la vega, el jubilado, el campesino, el detective, la ejecutiva extranjera, el adolescente, el músico y el trabajador que va al happy hour.

“El libro nos ofrece una mirada abarcadora de la sociedad de hoy, de aquí y de ahora. Una mirada descarnada, inteligente, reflejada en historias creativas, entretenidas, bien escritas, con finales sorprendentes la mayoría de las veces”, señaló en la presentación del libro el periodista, crítico literario y escritor, Antonio Rojas.

Buenos cuentos, en que la pasión, el amor, la alegría y la muerte, se muestran en las vidas de personajes variopintos que transitan por historias lubricadas por el alcohol, donde un par de copas son la causa o la solución de sus problemas. Cuentos en los cuales se agradece la buena construcción literaria y que, como dijo Antonio Rojas, muestran que “aquí el talento no se diluye en alcohol”.

Tony Riveros es el seudónimo de Gonzalo Muñoz Riveros, porteño de 38 años e ingeniero de profesión, quien desde temprana edad mostró talento literario. En su permanente inquietud artística, ha incursionado en agrupaciones musicales como bajista y guitarrista. Su pasión por la vida bohemia y los placeres etílicos lo hace combinar la escritura con la elaboración de cerveza artesanal; y su espíritu viajero lo ha llevado a recorrer desde Canad&aacu

Fuente