Buscar



Título
Autor
Artículos

Prensa

Dos Laboratorios de lenguaje
domingo, 10 de junio de 2018



Por distintas razones, los relatos de Izkra Pavez Soto reunidos en Mifragio y los que Mario Guajardo Vergara presenta en Las armas que no disparamos, primer libro de cuentos de cada uno, provienen de dos laboratorios narrativos diferentes.
El efecto estético que despierta un texto literario es un propósito añadido en los cuentos de Izkra Pavez. La dedicatoria del volumen anuncia que la utilidad social será su función narrativa dominante, la cual es confirmada al finalizar el libro con el texto"Mifragio" (mi voz frente a sufragio: la voz de algunos de los otros). En consecuencia, son más bien escenas que representan momentos de la condición actual de la mujer y del hombre en nuestra criolla sociedad posmoderna. Cuentos de víctimas y de victimarios dibujados con un estilo directo, sencillo, lineal y desnudo de figuras retóricas. "La marcha de los niños" apunta al maltrato infantil provocado por los criterios machistas de educación; "Luciano Poblete" introduce la figura de otro marginado de nuestra sociedad, y los cuentos "El canal" y "La señora de la plancha" conducen la mirada del lector hacia la desaparición y transformación de modos de vida y de conciencia producidos por el progreso económico actual. Sin embargo, la mayoría de los relatos gira en torno al tema que domina los intereses narrativos de la autora: la condición marginal y victimizada de la mujer en una sociedad donde, por diferentes razones, perviven los principios que siempre la han sostenido. El origen de las humillaciones que la sociedad machista reserva para la mujer es representado en "Pechitos"; su transformación en objeto sexual aparece en "Tacones besados"; los engaños y mentiras que la esperan son el motivo de "El atril y la lluvia"; la autoficción "La teoría del rechazo" delinea la figura desechable de la mujer tanto social como afectivamente y, para terminar con estos ejemplos, el cuento maravilloso "Cielito" metaforiza la única puerta de fuga a su condición victimizada.