Buscar



Título
Autor
Artículos

Prensa

Comentario de Carlos Ernesto Sanchez de la obra Escucha corazón
miércoles, 11 de abril de 2018



He terminado de leer “Escucha Corazón”, novela de María Eugenia Lorenzini, publicada por Editorial Forja, que dicho sea, ha presentado libros de muy buena factura, tanto en su estética como de contenido. Textos de escritores que no conocía, pero  que han mostrado una calidad que los coloca en la tribuna de buenos literatos.

“Escucha Corazón “es una novela que en  algunos pasaje me trajo nostalgia de María Luisa Bombal. Es un libro a dos bandas, por un lado el radioteatro que va creando  adicción, por ir adentrándose en la realidad que nos muestra el guion de esta serie.

Radio del corazón, - así se llama la emisora protagonista de esta novela- nos presenta el programa con  auspiciadores que todos conocemos hasta el día de hoy  “El palacio del Calzoncillo” “Julin Sierra” o donde “Golpea el Monito” Es   ingresar en días gloriosos de la radio, donde sin duda las voces nos hacían imaginar rostros, edades, características de los actores y actrices. Un viaje por la imaginación y los sentidos.

La Novela nos lleva por los salones de la emisora, donde se da vida a los radioteatros, con productores  que con variados elementos recrean los sonidos que acompañan el vivir, calle, viento, autos, terror, amor y otros. Es también traer a la memoria los días del Il Bosco, donde el noctambulo vivir de la bohemia marcaba a los consagrados y a   noveles aspirantes a artistas. Allí se reunían en larga conversación creativa fumada y bebida, fraterna. Era  lugar de encuentro. Era  Il Bosco.

El texto consigna la  imagen de uno de los personajes más pintoresco de la escena literaria nacional Stela Díaz Varin, colorina poetisa rupturista, famosa por su carácter. La inclusión de este personaje en la novela reafirma la credibilidad de la historia y su buen conocimiento bohemio santiaguino.